13 de enero de 2014

PAÍS DE NIEVE, de Yasunari Kawabata



Termino la novela y me propongo seguir leyendo a este autor e incluso la relectura de Lo bello y lo triste. Tanta sensibilidad y delicadeza como la que despliega Kawabata en la descripción de la mujer y su trato se me tornan (muy levemente) puro satirismo. En La casa de las bellas durmientes estaba justificado, pero me molesta haber despertado ese acto reflejo leyendo País de nieve. Así que necesito corroborar si es tan solo una sensación del lector o es marca de fábrica.

Dejando aparte esta neura, leve, como digo, lo cierto es que este autor exprime los detalles con gusto y elegancia. Y cuando hablo de detalles hablo, sobre todo, de los movimientos, las posturas, las actitudes y ademanes de la mujer. Cosas así me hacen atractiva la lectura de este novelista.
Con esta novela Kawabata inicia el retorno a la tradición estética japonesa, que abandonó años antes oponiéndose al realismo social dominante en la literatura nipona.
Lentitud y parsimonia. Ceremonia del té. Nieve cayendo.

La novela es corta, ciento cincuenta y ocho páginas. Aún así se lee muy despacio. Sí, digo bien. El lector se ve obligado a moderar la velocidad de lectura lo que, por desgracia, provoca que llegue un momento en que el sosiego de la narración pueda provocar cansancio con tanta geisha yendo y viniendo, eso sí, con pasos mudos y voz suave.

Con la descripción de paisajes, el lector no acierta a situarse en el momento histórico; tal vez la mezcla de tradición y modernidad tan típica de Japón y difícil de entender por estos lares occidentales contribuya a desorientar. Sólo al final se sale de duda.

Pudiera deducirse que los ingredientes dan un resultado erótico, de elevada sexualidad. Sin embargo Kawabata ni de lejos pretende activar básicas reacciones, sólo deja un continuo reguero de sensualidad que el lector va siguiendo hasta disiparse en una dura y vulgar despedida.

«Cuando volvió a bajar la cabeza, él alcanzó a ver que incluso la piel del nacimiento de la espalda, que el cuello abierto del kimono dejaba visible, se había arrebolado. Resaltando contra la negrura del pelo, impecablemente recogido en un rodete sin un cabello fuera de lugar, como una piedra pulida por las aguas hasta alcanzar la más tersa redondez, esa piel perlada de humedad parecía ofrecerse en sensual desnudez.»

Si les interesa hay Kawabata para rato.

15 comentarios:

  1. Me lo apunto. De Kawabata recuerdo haber disfrutado mucho con los cuentos ("Primera nieve en el monte Fuji", por ejemplo), pero nunca lo he catado en su faceta de novelista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Curiosamente, acabo de ver “Loa amantes crucifucados”, una película de Kenji Mizoguchi a la que se pueden aplicar algunas de tus reflexiones sobre la novela de Kawabata, aunque la película tiene un tono “duro” (un poco a lo Kurosawa) que entiendo que está ausente de la novela. Tomo nota de ésta ( y de los cuentos que menciona el comentarista anterior) para un próximo acercamiento a la literatura japonesa, de la que sólo conozco la novela de Mishima “Sed de amor”.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ángel, gracias por tu visita. Tomo buena nota del libro de cuentos que recomiendas porque, como digo en la reseña, tengo intención de seguir leyendo a Kawabata.

    ResponderEliminar
  4. Antonio, gracias por tu incondicional apoyo con tus comentarios.
    Me quedo alucinado porque muero de ganas de ver la película de Mizoguchi y curiosamente vas tú y la mentas; hace tiempo la busqué y tuve problemas para localizarla. De nuevo me pongo manos a la obra.
    De Mishima no he reseñado nada, habrá que solucionarlo.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, me interesa porque me gusta mucho el escritor que cuida los detalles.

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Isabel.
    Definitivamente una de las cosas que más me impresionan cuando leo a un autor de los de verdad es la descripción de los detalles que, en apariencia, son superfluos pero que redondean a la perfección el paisaje, los hechos y los personajes.
    Recuerda si no el comienzo de El gato pardo, de Lampedusa; es simplemente magistral.

    ResponderEliminar
  7. Buenas!
    Muy tentador este autor, que no conozco, aunque entré a comentar por otro motivo: se ve que estás leyendo "Un amigo en la ciudad". Hoy terminé ese libro breve, y estoy algo desorientado. Todas las reseñas que hay de él son elogiosas, y temo estar perdiéndome algo. Espero que lo reseñes pronto para ver qué te parece, porque a mi.....................no me gustó. Por mucho que haya intención de tratar temas de altura. Un poco frívolo y con detalles de humor pobre, como el enorme coñazo de hablar, desde un pasado poco convincente, de una España campeona de fútbol. Tú dirás, y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante blog...digno para seguir....No conozco este autor pero me interesare por él.Un cálido saludo.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, veremos en qué queda mi reseña del libro de Juan Aparicio, no puedo adelantar nada, de momento. Por otro lado, te recomiendo la lectura de Kawabata. Lo bello y lo triste es una buena elección.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu visita Idolida. Sigue visitándonos.

    ResponderEliminar
  11. Hola!! No he leído nada de Kawabate, pero por los comentarios que he ido viendo lo que espero encontrarme en sus libros es algo que tú también mencionas y que parece una constante: sensibilidad.

    No obstante tomo nota mental de esa (ligera) neura, porque a mi también me pasa (lo de las neuras con algunos autores o libros).

    Saludos. Nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo la lectura de Kawabata porque nunca te arrepentirás de haberlo conocido. Seguro.
      Gracias por tu visita. Nos leemos.

      Eliminar
  12. Me gustó "Lo bello y lo triste", pero es cierto todo lo que dices sobre su forma de escribir. En dicha novela, me llamó la atención lo detallista de las descripciones y también se lee despacio. En conjunto, un autor a mi parecer muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en la reseña me planteo releer Lo bello y lo triste, entre otras cosas porque guardo buen recuerdo de esa novela; me pareció un enfoque muy original de las relaciones entre personas.

      Eliminar
    2. Te invito a mi blog http://Idolidiaglez.blogspot.com

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...