9 de diciembre de 2013

DE QUÉ HABLO CUANDO HABLO DE CORRER, de Haruki Murakami



Correr, correr y correr, de eso va este libro. Un conjunto de reflexiones que antes de darle forma para su publicación no pretendían ser más que eso. De hecho el mismo autor señala que no se trata de un ensayo sino de pensamientos sueltos que se relacionan más o menos entre sí. Por tanto, no se le puede reprochar que se trate de una lectura ligera y sin mayor profundidad que el propio desahogo. Aún así dos temas han hecho reflexionar al lector: el envejecimiento y la tristeza del corredor, el blues del corredor lo llama Murakami.

Correr y correr, comer sano y entrenar y entrenar.

Los corredores aficionados son gente muy obsesiva, muy seguida con el régimen de comidas y el seguimiento de las marcas, muy friki se diría hoy, muy pejiguera se diría en mi tierra. A más entrenamiento y mayor tiempo de práctica mejor rendimiento. De cajón. Pero llega un momento en el que aún siguiendo esta inequívoca regla no se mejoran los tiempos ni las sensaciones al correr. La respuesta es fácil: se envejece. Es el momento en que se debe aceptar que uno se hace viejo y que eso no tiene marcha atrás. El momento en que uno sabe con toda certeza que jamás podrá alcanzar algunas de las metas a las que aún aspira como si el tiempo no pasara, como si el cuerpo se mantuviera tan capaz y ágil como la mente. Llega un momento en que se descubre como nuevo algo que nos acompaña toda la vida: la soberbia de la inmortalidad.

«Para mí —y quizá para todo el mundo—, ésta ha sido la primera vez desde que nací que he experimentado lo que es envejecer, y la sensación que eso trae aparejada también es nueva. Si la hubiera experimentado con anterioridad, siquiera una vez, seguramente habría podido discernir muchas más cosas y con mayor claridad.»

Entrenar para una maratón y volver a correr y a entrenar para otra media-maratón.

Como dije más arriba otra idea interesante es “el blues del corredor”. Un día, sin previo aviso, llega el hastío de tener que correr todos los días. Y se deja por un tiempo. Sin más.
El cansancio del trabajo continuado. Sin aviso previo, de repente. Se siente que lo que hasta ese momento se ha estado haciendo con tanta dedicación y ganas, deja de tener el sentido suficiente como para seguir gastando energías en ello. Tal vez sea un reflejo depresivo o de ansiedad, quién sabe, porque el objeto del esfuerzo aún sigue en mente, ahí está, en la trastienda, a primera vista; todos los días en primera fila. Y se pasa por delante sabiendo que algún día se le quitará el polvo acumulado y, como un juguete nuevo, comenzará su limpieza y con la misma dedicación y entrega que antes se pondrá a ello sin esperar más que la satisfacción de haber hecho lo que apetece, lo que gusta.

«Hoy, mientras corría, me he encontrado un ganso del Canadá, grande y regordete, muerto a orillas del Charles. También había una ardilla muerta al pie de un árbol. Ambos parecían profundamente dormidos. Su expresión tan solo denotaba una tranquila aceptación del final de la vida. Parecía que, por fin, se hubieran liberado de algo

El resto es todo correr y correr y entrenar y entrenar. Puede interesar a quien le guste eso y de todas formas es distraído. Este hombre sabe escribir.

3 comentarios:

  1. Decir que no me gusta Murakami casi parece una herejía pero así es.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. De herejía nada, Carmen. El criterio de los lectores siempre cumple una premisa que no es de obligada existencia en el disfrute de las demás artes: el esfuerzo intelectual, lo que objetivamente otorga autoridad para elegir los gustos.
    Gracias por tu fidelidad con este blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola. A mí me encanta Murakami, porque como tú dices sabe escribir. Pero es cierto que a mucha gente no le gusta y es que para gustos...
    Esta novela suya, además de correr y correr y entrenar y entrenar, me aportó conocerle más, saber más de su vida (porque también te cuenta muchas cosas de su faceta de escritor, de su bar de jazz, etc)
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...