19 de enero de 2012

GAZAL DE TIERNA NIEBLA (José Manuel García Muñoz)

Estando muerto me reescribo. Nadie me rece. Nadie
me llore. Nadie me interpele... Nadie me
interpole… Ceniza soy donde todo me viene del
espíritu… Volvía… Vuela el espíritu y quedan las
palabras: “en mi tumba también puede crearse”… ¡Que
nada importo a nadie ni nada me importa ya!...

El mirlo con su canto grababa negro bordón azul mi
melancolía. Me he llamado nada: Un tal García Muñoz
desconocido y romántico
que bramaba su eterna soledad mitad patético y
enamorado siempre.

Tras la colina el sol: ¡mi muerte de un día a otro día!
y días enjaulándome el alma sin que el alma fuera
tórtola en celo que pasara por mi cielo de ruta hacia
los pinos. ¡Pero aquí me tenéis porque aquí deseé
quedarme!...

Todavía me quedo asomado a la anchura de mi pozo.

(Descanse en paz mi querido amigo)

1 comentario:

  1. Fascinante poderse ir con esa liberta, apasionante virtud de aquellos que se van si querer estar presentes con la generosidad de dejar libres a los que quedan con plegarias.

    Mi querida Frida, se fue esperando no volver nunca...

    la vida ese gran regalo que se sabe el principio, pero no el fin, sin más que tus vida sean merecidos ser tan disfrutados como para no andar estando rememorando, porque "mi muerte de un día a otro día", morimos cada día.

    Si he de morir solo quiero un epitafio
    Carmen, la que aprendió a vivir antes de que fuese demasiado tarde, os dejo porque ahora me toca disfrutar de otros cielos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...