12 de febrero de 2011

Agradecimiento


Recibir un elogio por parte de alguien que merece nuestra admiración provoca una extraña sensación de entumecimiento. No se está seguro de si hay que seguir haciendo las mismas cosas que el día anterior o, de alguna forma, nuestro estatus en el mundo ha cambiado.
Un lugar en la red, Luminosa lentitud de la impureza, tiene el buen gusto de compartir con quien quiera pasarse por allí, entre otras cosas, una desprendida erudición y una ficción exquisita. Lo sostiene la firma de Hadrian Bagration, que, me atrevo a deducir, es un pseudónimo. Por tanto se trata de un autor y de un lugar que realmente merecen el halago, que generosamente se me otorga, por cada uno de los términos que aplica a este blog y a quien lo firma, superándolos con creces.
En la intimidad pocas cosas resultan más rentables que la lectura. El lector no requiere recompensa ni reconocimiento, le vienen dados por añadidura con el disfrute de los libros. Escribir sobre las lecturas es algo bien distinto, aunque puede parecer una inocente actividad: volcar en papel aquellos sentimientos que el autor de una novela ha logrado transmitir. En realidad, en el fondo de todo ello reposa el polvillo apenas disimulado de la vanidad, tal vez el defecto más explosivo, más volátil, del ser humano. Firmar lo escrito con pseudónimo no es sólo una coraza que impide un ego más henchido de lo conveniente, es un parapeto tras el que ocultarse después de escribir torpes pensamientos con palabras torpes.
Muchas gracias por su muy amable mención, Hadrian.

4 comentarios:

  1. es mejor vivir lo que vas a escribir, igualmente bien dicho

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasar por mi blog y seguirme. Retribuyo de igual manera a tu espacio, que es muy enriquecedor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, Arrecogiendo, me da que escribir bajo la firma de un seudónimo viene a ser lo mismo que tirar la piedra y esconder la mano.

    El de Bragation, que alguna vez he visitado, me parece un buen blog y el hecho de que te tenga en cuenta una prueba de buen gusto.

    Por cierto, a ver si mandas un relato para mi SIN TRAMA. Y firmas como te de la gana. Y te presento al librero que se esconde bajo su pobre invención.

    ResponderEliminar
  4. En esto de leer un blog de reflexión literaria, o más ampliamente estética, es difícil guiarse entre el marasmo que prolifera por la red. Difícil, gracias al justo anonimato, saber cómo interpretar según qué cosas, pues no hay un tamiz previo, ni editorial, ni de ninguna otra clase. ¿Cómo saber si éste desbarra o si aquel razona con erudición y brillantez? Un amigo dice:"Cito luego existo", otro problema añadido al discernimiento entre quién dice qué. Por todo ello es agradable y hasta emocionante encontrar bloggers-escritores-críticos que se adentren en los textos sin pretensiones pero con inteligencia. Sin parafernalia, sin Derrida, sin qué original soy con mis performances. Sólo literatura y tranquila interpretación lectora. Ese es el valor de este blog. Enhorabuena

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...