27 de octubre de 2009

BARTLEBY Y COMPAÑÍA (Enrique Vila-Matas)


Descubrir nuevos autores, escritores imprescindibles en la historia de la literatura que para mí eran desconocidos aún. Sólo con eso, ha merecido la pena haber leído esta novela.
Ficción y realidad mezcladas dentro de un libro dedicado a la renuncia de la vida, renuncia representada por la negación de la escritura por parte del escritor. La renuncia a lo que más se ama, la filosofía del No, descubrir que la palabra no refleja lo que quiere transmitirse, la motivación de esa renuncia inexplicable, producida, en los casos más elogiables, justo en el momento de mayores posibilidades de éxito, cuando no en pleno auge. Renunciar a un porvenir repleto de halagos y triunfos. Renunciar tan sólo al porvenir. ¿Por qué? De eso trata esta novela.
Robert Walser, Juan Rulfo o Rober Derain. Todos son escritores relacionados de una u otra forma con la No escritura. Su existencia, real o imaginaria, es lo de menos; a través de ellos el autor nos regala literatura, literatura en estado puro. Vila-Matas, partiendo de la renuncia a la vida, a la escritura, nos ofrece un excelente ejercicio de redacción, de disfrute, de placer, de vida.
Salinger, Arthur Cravan, Herman Broch, Robert Musil, Rita Malú, Nathaniel Hawthirne, Thomas Pynchon, Antonio Tabucchi, Herman Mellville, por supuesto, y muchos más. Mezclar lo real con lo imaginario, dar una vuelta de tuerca a la novela de Marcel Schwob, al que también menciona. Las vidas imaginarias se entrelazan con las reales y la historia funciona camuflada como un ensayo o estudio literario.

1 comentario:

  1. Me ha ocurrido con este libro una extraña coincidencia. Eché un vistazo a tu blog, que adjuntabas en la página del taller literario, mientras leía precisamente "Bartebly y compañía" y me sirvió mucho tu reseña sobre el libro de Robert Walser, que tengo intención y mucho interés en leer. A raíz de esa entrada quería recomedarte precisamente el libro de Vila-Matas, cuando veo, al poco tiempo tu nueva entrada. Aparte azarosas coincidencias, quería resaltar la genialidad absoluta de Vila-Matas quien, a partir del maravilloso personaje de Melville (uno de los relatos más premonitorios y rompedores que he leído) crea toda una fantástica teoría sobre los artistas "del No", que precisamente son en muchos casos los más admirables. En estos tiempos en que todo el mundo parece padecer de verborrea creativa y se considera capaz de escribir obras "inmortales" que se venden como rosquillas es de máximo interés valorar a aquellos que renunciaron noblemente a la creación y al prestigio, por maravillosas y exóticas razones, pero siempre con inteligencia de lo que es el verdadero arte. Cuando voy a una librería siento un poco lo del episodio bíblico: la necesidad de echar a los mercaderes del templo. La biblioteca y la librería para mí solían ser un templo de conocimiento y arte, pero se han ido convirtiendo en el hipermercado de las atrocidades y uno ya no sabe dónde buscar buenos libros (desde luego nunca entre las pilas de novedades). Por eso se agradece que personas con criterio estético hagan una criba como esta tuya para que otros podemos guiarnos de tus recomendaciones. Criba fantástica, pero inversa la de Vila-Matas en esa obra que rompe los límites entre realidad y ficción en favor siempre de esta última, por fortuna. Un amistoso saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...